Páginas vistas en total

lunes, 24 de octubre de 2016

Mierda

Que mierda es que TODA la familia se reúna cuando un familiar se está muriendo.
Que mierda es que sea una escusa perfecta para vernos.
Que mierda es que le hagamos más caso ahora que cuando estaba bien.

jueves, 20 de octubre de 2016

Bélgica 2.0

Hola Kevin, se que me estás leyendo así que, voy a empezar a contar como fue el viaje a Bélgica 2.0.
Me dio penita que mi hermana cortara con su novio, llevaban 10 años juntos, pero las relaciones se acaban, empezó muy joven y muy rápido, a los 17 se fue de casa para vivir con él.
El chico con el que está ahora es muy majo y es catalán, es un dato importante :D
Total, que Kevin, tú, decidió venirse, después de que el viaje a Denia no saliera muy bien, exceptuando las noches en la tienda... Cada noche era una sopresa (creo que de ese viaje no he hablado).
Retomando el de Bélgica... la ida fue tranquila creo recordar, básicamente dormíamos, me llevé algunos dolores de cuello por la posición pero no mucho más. Cuando llegamos, dormimos en un camping normalito, si nos moviamos mucho en la caravana mientras "dormiamos" mi madre se quejaba porque se mareada.
Vimos Gante y estaba igual pero no nos pudimos mover mucho porque a mi madre le entró el dolor en la ingle y nos tuvimos que ir.
Vimos Ámsterdam, buf, dormiamos en un camping precioso, enamorada estoy, habían conejos salvajes un río que rodeaba el camping y ortigas, sobretodo ortigas jajajaja teníamos que llevar cuidado por las perras. Fuimos Ámsterdam centro, fuimos a los mercadillos y las tiendas de segunda mano, no compramos unas mochilas y yo una cazadora americana, también compramos brownies jeje y nos lo tomamos en el camping, Kevin no los probó. Nos volvimos a Ámsterdam otra vez por la noche pero solo mi hermana y su pareja y yo y mi pareja para ver el barrio rojo, Kevin se quedo de piedra. Había mucha gente, te ofrecían droga a todas horas, unos se querían pegar... Cenamos en un callejón unas pizzas riquísimas, no quería que se acabaran, no se si seria por el brownie. Y justo en el cristal del loca, en la calle estaban trapicheanndo, una abuela se acerca a un negro hacen un movimiento de manos y se separan, como allí la marihuana es legal, la droga que se maneja es más dura. Estábamos rotos, los ojos me pesaban, así que decidimos irnos al camping de hadas y como había nightbus pues perfecto pero era eterna la espera, nos subimos y yo me dormí pronto en el hombro de mi hombre y cuando me desperté había potao deslizándose por el bus, una chica había potado detrás de los asientos de mi hermana y Gerard, cuando llegamos tuvimos que andar hasta el camping, horrible. Y ya no me acuerdo de más, solo se que a la vuelta se nos empezó a calentar el coche un huevo, habíamos decidido volver por París, a la ida por Lyon. Y en París solo hay montañas, por lo tanto subíamos unas cuestas impresionantes con la caravana. Nos quedamos parados en medio de la autopista de Francia a pleno Sol, con las perras, pasandonos coches y camiones por al lado que nos movían la caravana y para que viniera la grúa bueno... 2-3h ahí. Cuando llegó nos llevó al parking de las grúas pero cerraban justo en ese momento, por tanto no nos podían llevar a un taller y les pedimos por favor que nos dejaran dormir allí en el parking en la caravana. Nos dejaron, nos lo arreglaron y retomamos el camino. Ay, hubo un momento que Kevin se puso tan nervioso en la autopista que le empezó a sangrar la nariz y la noche que dormimos en san Carlos de camino a casa, por la mañana estábamos durmiendo con las ventanas abiertas y teníamos una harley al lado, bueno pues arrancó y Kevin se sobresaltó, se tranquilizó, apoyó la cabeza en la almohada,le lamí la nariz, me supo un poco hierro y es que del susto le sangraba la nariz JAJAJAJAJA que bueno fue. Igual en enero volvemos a ir pero en autocaravan, que chulas las autocaravanas que hemos visto, e igual vuelve a venir Kevin es una incógnita.

sábado, 15 de octubre de 2016

Averígualo

2 palabras, 8 letras

-GG

miércoles, 5 de octubre de 2016

Medusa Sunbeach Festival

Cómo me gusta recordar aquella semana de agosto, que bien me lo pasé (hasta que llegó, EL VIERNES), pero aun así estuvo bien.
Íbamos Irene y yo, mano a mano, super cargadas y con un sol abrasador a las 8 de la mañana haciendo cola para entrar en el camping. Ahí me contó una cosa, más bien se sinceró (secret), cuando nos pusieron la pulsera, teníamos que pasar un control de seguridad, Irene llevaba un martillo y yo una navaja y evidentemente no los dejaban pasar pero los escondimos, el martillo en la tienda y la navaja entre tampones en mi mochila, iba tan llena que cuando la segurata fue a abrirla, se caían los calcetines y las bragas jajajajaja, por lo tanto, desistió y me dejó pasar, también llevaba un desodorante de cristal que no me pillaron hasta el tercer día que volví a pasar la mochila :(.
Nos pusieron en una plaza que daba todo el sol porque estaba justo en el pasillo principal donde no había nada que lo tapara, solo una carpa que evitaba el sol cuando estaba arriba. Por cada plaza, máximo 6 personas y ya habían 3 vascos instalándose, evidentemente se habían cogido toda la sombra y les pedimos que se movieran un poco para que nosotras también tuviéramos: las chicas se quedaron calladas sin decir nada y el chico (Xabi) aún intentaba ayudar, pero finalmente nos quedamos con todo el sol. De momento con ellas ya empezamos con mal pie.
Al día siguiente, Irene se estaba pintando las uñas y en frente habían dos chicos jugando a las cartas y nos dijeron de jugar (Rubén y Carlos). No se cómo pasó pero nos hicimos amigos, iban con 3 chicos más (Omar, Daigo y Emilio) y pasaron su mesa a nuestra parcela, menos mal porque nosotras no llevábamos y la verdad es que hacía falta. Casi todas las noches cenábamos juntos y luego bebíamos, nosotras sangría y jugábamos a juegos de beber donde caíamos en un ciego impresionante. El primer día de festival... pasaron cosas muy divertidas jaja. También conocimos a uno que era como el famoso, se agarraba unos pedos de la hostia y un dia en una fiesta en la playa se agachó para mear, hixo como que se quitaba los pantalones y se meó encima y luego se cayó boca abajo en la arena (EZTO ZE VA A DEZCONTROLAHH), pero lo cuidamos y lo llevamos a su tienda. Otro día cayó la de Noé y yo no sabía que iba a ser de nuestra tienda, el festival contrató unos autobuses y nos llevaron a un pabellón donde nos dieron comida, agua y duchas, hasta con la lluvia me lo pasé bien. Se portaron bien la verdad. Yo solo estaba preocupada por lña tienda, si se nos inundaba o no pero menos mal que no, en cambio a mucha gente si, sobretodo las iglú.
Me lo pasé muy bien con ellos, eran diferentes, les daba igual todo. Nos invitaron a ir en halloween a Madrid y de momento sigue en pie. Cuando acabó el festival quedamos para ir a un japonés donde podías comer en tatami, comimos como reyes y volvimos a pasarlo genial