Páginas vistas en total

sábado, 17 de septiembre de 2016

Fuí a Mallorca

Ah, se me olvidó, fue una experiencia increíble, cara, pero alucinante, era fiesta a todas horas y lo mejor fue contratar Rekrea: fiestas en barco, fiestas en un parque acuático... Bua... En la que conseguí el ciego de toda la semana fue en la white party, que bien me lo pasé, ¡BARRA LIBRE DE SANGRÍA! Y ninguna de mis amigas querían su vaso, así que me los bebí yo todos. Me olvidé de todo y me volví loca bailando, vimos anochecer en el barco y fue precioso...

Y de las discotecas que contratamos, la mejor fue Millenium, una fiesta de espuma a lo grande, te llegaba hasta la cintura y la gente muy simpática, me acuerdo que Paula y yo nos metimos debajo de un chorro de espuma cogidas de la mano, pero me separaron de ella, no podía abrir los ojos por la espuma, ni tampoco respirar, un chico tiró de mi y me preguntó si estaba bien, le dije que si y me fui, un gesto que se agradece , hay gente que muere ahí porque los demás van a su puta bola, pero aun habiendo pasado ese mal rato, lo disfruté, solo que B bebió de más y nos tuvimos que ir, eso me destrozó la noche... :'(

Y como no, en BCM M bebió mucho y... la historia se repite, no paraba de llorar y de pedirme perdón. FIN.

Vida estudiantil

No he contado cómo es que estoy en la universidad, haciendo turismo, así que, voy a empezar.

No sabía cuantas me iban a caer pero estaba segura que repetía, por lo tanto, me dije a mi misma que miraría las notas cuando llegara a casa, porque si había que llorar, prefería hacerlo sola, sin que nadie me viera.

Me volví a casa con Jorge y el me preguntó cómo habían ido y le dije que no lo sabía porque no las iba a mirar hasta que no llegara a casa, pero el me insistió en que se las dejara a él, que no me iba a decir nada, así que se las dejé. Y menos mal que se las dejé... Me dijo, Sara, si las tienes aprobadas todas y mi cara fue un cuadro, empecé a llorar pero de alegría, casi sin poder hablar y con un tembleque en las manos como si tuviera parkinson. Solo me quedaba griego de primero porque no me presenté al examen viendo el panorama de mis notas desastrosas, e hice mal, pero bueno, me presente a las recuperaciones y la aprobé :), luego hice selectivo, que eso fue desastroso pero aprobé y ahora estoy haciendo turismo, de momento no me desagrada, la única clase que odio es inglés, pero eso me pasa siempre, porque no me gusta participar debido a mi horroroso nivel y siempre hay que participar para aprender.

¿Por qué hago turismo y no criminología? Básicamente porque no me dio la nota.

En ninguna de mis opciones entraba turismo, no me llamaba para nada, pero, ¿Cómo sabes que te gusta una carrera sin cursarla? No lo sabes, no puedes, claro que si quieres trabajar de algo tendrás que hacer la carrera te guste o no, así que aquí viene mi reflexión: yo no me veo de policía ni mucho menos (y tendría que dar derecho a tutifruti, puaj), no me veo de nada, me encantaría trabajar con animales, pero no operarlos, asistir a los partos quizás... "Pero no se lo que quiero ser de mayor", tampoco me veo de guía turística pero oye, es lo único que tengo y como no puedo saber si la carrera me gusta o no sin cursarla, voy a darle una oportunidad.

domingo, 4 de septiembre de 2016

La ilusión de una niña pequeña

He estado pensando sobre mi primer y único tattoo hasta ahora, el de la herradura en la muñeca, y me he dado cuenta que cuando me preguntan por su significado, soy muy escueta, pero hay más detrás del "por los caballos y por la buena suerte", es decir, a mi, desde pequeña me han encantado los caballos y siempre he querido tener uno y montarlo, pero a parte, mi tatuaje me recuerda que mi sueño es tener una "granja" y ser vaquera, como decía mi yo infantil e ignorante, tener vacas, gallinas, palomos, ovejas, cabras... etc. Y vivir en el monte, es lo que siempre me ha gustado, y si por alguna de aquellas me dejara de gustar todo eso, mi tatuaje pasaría a ser un recuerdo, una nota para mi memoria de pez, y no me importaría que me recordara toda la vida que de pequeña soñaba, tenia metas e ilusiones y lo recordaré con nostalgia.