Páginas vistas en total

lunes, 2 de mayo de 2016

Herrar es de herreros

Finikitao, por fin, mi primer tatuaje, estaba muy cagada, cuanto más se acercaba la hora más nervios tenía, Yago parecía ni inmutarse.

Fui la primera, no dolió mucho y fue muy rápido, ahora solo pienso en el siguiente.

Claramente a mis padres no les ha gustado nada, menos a mi padre que a mi madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario