Páginas vistas en total

lunes, 28 de marzo de 2016

Crónicas vampíricas

“-Están volando farolillos de papel, alucina. Los faroles japoneses simbolizan dejar atras el pasado, pero que yo sepa no somos japoneses. ¿Sabes lo que somos? Críos. Como si encender una vela fuera a arreglarlo todo o a decir una oración. O fingir que Elena no va ha acabar matando gente como el resto de vampiros. Menuda panda de críos ilusos, ingenuos y exasperantes. Ya sé que vas a decir: 'así se sienten mejor, Damon.' ¿Y qué? ¿Por cuanto tiempo? ¿Un minuto? ¿Un día? ¿De qué les va a servir? Porque al final, cuando pierdes a alguien, ni las velas ni las plegarias van a compensar el hecho de que lo único que te queda es un vacío en tu vida en el lugar que ocupaba esa persona. Y una piedra con una fecha de nacimiento tallada que seguro que está mal. Así que, gracias colega. Gracias por dejarme aquí de niñera. Tenía que haberme largado hace tiempo. No conseguí a la chica ¿recuerdas? Pero sigo aquí peleándome con mi hermano y cuidando los niños. Me debes una amigo.

-Yo también te echo de menos."

No hay comentarios:

Publicar un comentario