Páginas vistas en total

jueves, 26 de junio de 2014

El diario rojo de Flanagan

Dicen que madurar es aprender a despedirse. Es verdad. Empezamos despidiéndonos del claustro materno, y tenemos que despedienos de la infancia, y de las novias con las que rompemos, y de los parientes y amigos que se van muriendo, hasta que nos despedimos de todos los nuestros porque quien se muere somos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario