Páginas vistas en total

domingo, 25 de agosto de 2013

'Esa sonrisa invita a todo menos a frenar'.

Estás precioso cuando callas, pero aun más cuando gritas. Las mejores noches a tu lado fueron las no dormidas, mezclando amor y odio como un druida, era la combinación perfecta entre princesa y ninfa. Se que cuando empiezas no puedes parar y quizás sea toda esa mierda la que te hace tan especial. Vaya ojitos llevas, para variar o desvariar, porque esa sonrisa invita a todo menos a frenar. Recuerda las promesas incumplidas, las mierdas de las que me sacabas o en las que me metías. Muchas verdades que fueron tan mentira, como jurar amor eterno con caducidad incluida. Por siempre nos quedaran recuerdos envueltos en llamas. Dos corazones desgastados como los muelles de tu cama, que resuenan a historias pasadas para compensar el silencio que guarda tu almohada. Tío que bonito quedaba soñar con todo, aun sabiendo que era imposible sabiendo por como somos. Te pedía amarnos como putos locos, colocarme tu camisa entre los hombros. Tu tan simple y yo tan de pedir peras al olmo, discusiones por no ser lo que esperábamos el uno del otro. La gota habría colmado el vaso si no fuera por todos los malos tragos que le metimos. Ahora míranos después de tanto tiempo, y brinda pensando en lo que no seremos, en todas las veces que me perdiste. Olvidaras el cuarenta por ciento, pero siempre nos quedara ese ultimo polvo que nos debemos, que ya echaremos. Nunca olvidare todos nuestros momentos, pero no esperes mi llamada.

Estuviste preso por poco tiempo de unos ojos negros, entre besos de una noche donde no caben 'te quieros' Sentimientos aparte engañemos al corazón, porque apostar lo mínimo sería perder de nuevo. Era como el cielo, pero nosotros no eramos ángeles. Ni un hola, ni un adiós ni prometerte, ni engañarte, al margen de fijarnos de si es temprano o tarde, solo un pasatiempo hasta que vuelvas a olvidarme. Puedo ver flotando en el aire lo que estas pensando y el regusto de ese licor dulce en tus labios. Es algo parecido al amor, aun siendo lo contrario, pero para que hacer serio, algo que disfrutábamos Ayer eramos nosotros, mañana probablemente otros, aprovechamos el momento puesto que nos quedaba poco. Me temo que nos tomaran por locos por no querer atarnos a esa ilusión que persiguen todos. Compartir algo tan intimo, cuando comenzamos siendo desconocidos, ahora comportarnos como si jamas nos hubiésemos visto. Más allá del cariño y de nuestros nombres, si solo era pasión que pintaban nuestros corazones latiendo al unisono unidos en un abrazo. Nos perdimos y así fuimos capaces de encontrar el Norte. Hace ya mucho que nos salimos del camino que llevaba al paraíso y nos quedamos en nuestro sitio, donde el cariño a veces era hueco y el amor vacío. Presos de una decisión que elegimos nosotros mismos. Porque créeme no pasara mucho más tiempo y nos olvidaremos. Tu seras otro más al margen de los sentimientos y yo simplemente la chica de los ojos negros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario