Páginas vistas en total

viernes, 30 de agosto de 2013

Adiós Rabbit

Adiós Rabbit, han sido unos cinco años muy buenos, divertidos y bonitos junto a ti, que sepas que te quiero y te he querido siempre, espero que estés mejor allá donde hayas ido.

Quiero decirte que eras una bolita peluda, blanca y negra supermona, desde pequeño hasta ahora y me he llevado arañazos y algún que otro mordisco, pero no importa, se que no lo hacías con mala intención.

Si no llego a preguntarle hoy a mi padre que tal estaba Rabbit, casi no me entero de que había muerto hace tres semanas. Ya, se que mi padre no tenía malas intenciones, que lo ha ocultado para no arruinarme las vacaciones, pero el disgusto me lo he llevado igual y más, sabiendo que me lo ha estado ocultando, pero lo entiendo, así que no le guardo rencor.


domingo, 25 de agosto de 2013

Vamos a ser felices, invito yo

Cierro la puerta de mi habitación, me tumbo en la cama, me pongo los cascos y escucho Radiohead, enciendo un cigarrillo, miro cómo se filtra la luz por las rendijas de la persiana. Huele a cerrado, ayer salí de fiesta, y empecé a pensar que a lo mejor querer y morir son el mismo verbo y no nos hemos enterado, y que tu ausencia es la razón de que las noches sean precipicios, y de que habiendo tanta gente, faltando tú, no hay nadie. "¿Qué me has hecho?", me preguntaba, que yo no sé ya distinguir los días en los que tú no estás aquí, o en los que ignoras que existo, y es como sumar ceros, ¿qué me has hecho que sin ti no soy yo y no soy nadie?, algo, sí, pero nada que merezca la pena sonreír. Calada a calada, el reloj me mira de reojo, sabe que quiero escapar pero me lleva ventaja, ya no sé correr por causas perdidas, así que me enciendo otro cigarro, cierro los ojos, no escucho más que la oscuridad que llevo dentro, da miedo, pero ya estoy acostumbrado. Respiro, poco, quiero suicidarme un rato, que esta vida es vida de segunda mano, la vendo, a buen precio, en el mercado de que algún día llegues, llames a la puerta, te abra y me abraces hasta consumirnos; qué bonito, si lo piensas, podemos llegar a ser si lo intentamos, pero quizá idealizo todo lo que no ha pasado, ¿quién sabe?, es posible que sólo podamos ser felices en algún apartado rincón lleno de fantasías, esperanzas y ojos cerrados, donde la realidad no entre y la verdad nos mienta.

'Esa sonrisa invita a todo menos a frenar'.

Estás precioso cuando callas, pero aun más cuando gritas. Las mejores noches a tu lado fueron las no dormidas, mezclando amor y odio como un druida, era la combinación perfecta entre princesa y ninfa. Se que cuando empiezas no puedes parar y quizás sea toda esa mierda la que te hace tan especial. Vaya ojitos llevas, para variar o desvariar, porque esa sonrisa invita a todo menos a frenar. Recuerda las promesas incumplidas, las mierdas de las que me sacabas o en las que me metías. Muchas verdades que fueron tan mentira, como jurar amor eterno con caducidad incluida. Por siempre nos quedaran recuerdos envueltos en llamas. Dos corazones desgastados como los muelles de tu cama, que resuenan a historias pasadas para compensar el silencio que guarda tu almohada. Tío que bonito quedaba soñar con todo, aun sabiendo que era imposible sabiendo por como somos. Te pedía amarnos como putos locos, colocarme tu camisa entre los hombros. Tu tan simple y yo tan de pedir peras al olmo, discusiones por no ser lo que esperábamos el uno del otro. La gota habría colmado el vaso si no fuera por todos los malos tragos que le metimos. Ahora míranos después de tanto tiempo, y brinda pensando en lo que no seremos, en todas las veces que me perdiste. Olvidaras el cuarenta por ciento, pero siempre nos quedara ese ultimo polvo que nos debemos, que ya echaremos. Nunca olvidare todos nuestros momentos, pero no esperes mi llamada.

Estuviste preso por poco tiempo de unos ojos negros, entre besos de una noche donde no caben 'te quieros' Sentimientos aparte engañemos al corazón, porque apostar lo mínimo sería perder de nuevo. Era como el cielo, pero nosotros no eramos ángeles. Ni un hola, ni un adiós ni prometerte, ni engañarte, al margen de fijarnos de si es temprano o tarde, solo un pasatiempo hasta que vuelvas a olvidarme. Puedo ver flotando en el aire lo que estas pensando y el regusto de ese licor dulce en tus labios. Es algo parecido al amor, aun siendo lo contrario, pero para que hacer serio, algo que disfrutábamos Ayer eramos nosotros, mañana probablemente otros, aprovechamos el momento puesto que nos quedaba poco. Me temo que nos tomaran por locos por no querer atarnos a esa ilusión que persiguen todos. Compartir algo tan intimo, cuando comenzamos siendo desconocidos, ahora comportarnos como si jamas nos hubiésemos visto. Más allá del cariño y de nuestros nombres, si solo era pasión que pintaban nuestros corazones latiendo al unisono unidos en un abrazo. Nos perdimos y así fuimos capaces de encontrar el Norte. Hace ya mucho que nos salimos del camino que llevaba al paraíso y nos quedamos en nuestro sitio, donde el cariño a veces era hueco y el amor vacío. Presos de una decisión que elegimos nosotros mismos. Porque créeme no pasara mucho más tiempo y nos olvidaremos. Tu seras otro más al margen de los sentimientos y yo simplemente la chica de los ojos negros.

25/08/2013 16:48

“Hay quien te tiene delante y no te ve, y hay quien te ha visto sin ni siquiera mirar."

sábado, 24 de agosto de 2013

Matrix

¿Puede vivir la mente sin el cuerpo o el cuerpo sin la mente?