Páginas vistas en total

lunes, 1 de abril de 2013

Solo los bichos raros hacen sonreir

A veces nos equivocamos, vemos el arco iris en mitad de una tormenta que en realidad solo es un relámpago que no acaba de lucir y cuando vamos a tocarlo nos topamos con la realidad, la asquerosa realidad, seguimos donde estábamos y siendo lo que éramos.
Cuando no aceptamos la realidad, cuando no aceptamos ser como somos la vida se vuelve oscura y nos da la espalda, nos sentimos inseguros y los demás se meten con nosotros, se ríen, nos miran con cara de “eres un bicho raro”, se ríen en nuestra cara, ni siquiera lo ocultan. En esos momentos prefieres que lo hagan a tus espaldas, que no den la cara porque están haciendo que tus ojos se nublen y que te llenes de pensamientos negativos hacia ti mismo.
Todo por culpa de lo que dicen o dejan de decir, de esas risas incansables a costa de alguien o de ti...
Sin embargo, cuando haces a alguien sonreír, ese gesto te hace la persona más feliz del mundo, sin perjuicios, dejas de lado todo para centrarte en esa sonrisa que te llena por dentro.
¿Qué importa lo que digan los demás? ¿Qué importa lo que inventen? Seguro que gracias a ellos no sonríe nadie y en realidad eso es lo que importa, las sonrisas, tu sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario