Páginas vistas en total

viernes, 11 de enero de 2013

Él

No hay nada más divertido que contarle los detalles a un amigo. Sobre todo si él no te ha robado el corazón. No como entonces. Él. De él nunca le conté nada a nadie, ni siquiera a mi mejor amiga. Pero es un instante, no hay nada que hacer. Cuando haces sólo sexo, el amor de antaño viene a buscarte. Te encuentra en seguida. No llama a la puerta. Entra así, de repente, maleducado y hermoso como sólo él puede ser. Y de hecho, en un instante estoy otra vez perdida en ese color, en el marrón de sus ojos. Él. Aquel día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario